El presidente del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento de la provincia de Toledo (CPEIS), Tomás Villarrubia, ha defendido hoy, durante la presentación de la X Semana de la Prevención de Incendios, organizada por la Fundación Mapfre y la Asociación profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), que la prevención es fundamental para evitar situaciones de riesgo, pues “el mejor incendio es el que no llega a producirse”.
La Semana de prevención (9-15 de noviembre) se dirige especialmente a mayores y niños y pone su foco de atención en la utilización de los detectores de incendios.

El presidente del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento de Toledo (CPEIS) y vicepresidente de la Diputación Provincial, Tomás Villarrubia, resaltaba la importancia de difundir entre la población en general medias de autoprotección frente a los riesgos de incendios más frecuentes que ayuden a los ciudadanos a reconocer situaciones de peligro y sepan qué hacer en caso de tener que afrontar un incendio.

Villarrubia ha insistido en la necesidad de “impulsar entre la ciudadanía la cultura preventiva y de sensibilización ante las situaciones de riesgo, prioridades que han contado con la colaboración de la Diputación de Toledo”.

El presidente del CPEIS ha agradecido a Mapfre y la APTB que en esta 10 edición puedan beneficiarse de esta actividad formativa los ciudadanos y ciudadanas de la provincia de Toledo, destacando que centre sus actuaciones en los mayores y los niños, que se convierten en estupendos agentes de transmisión de información en su medio familiar.

La semana de la prevención en Toledo ha sido destacada por Tomás Villarrubia por su oportunidad e importancia, pues en esta ocasión se desarrolla en nuestra provincia, donde llegará al conjunto de ciudadanos y ciudadanas de la provincia al tiempo que lo hará en otras 32 ciudades españolas, sentando las bases de la relevancia de la prevención y del uso de los detectores de incendios, tal y como ha quedado de manifiesto en las demostraciones realizadas in situ.

Esos son los objetivos principales de la “X Semana de la prevención de incendios 2015” que organizan la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) y en la que, por primera vez, colabora la Diputación Provincial de Toledo y en cuya presentación participaba hoy Tomás Villarrubia, junto al director-gerente del Consorcio de Bomberos de Toledo, Ángel Galán, el coordinador del área de prevención y seguridad vial de la Fundación Mapfre, Adrián Gutiérrez, el representante de la APTB Gabriel Muñoz y el oficial director-técnico del CPEIS, Pedro Antonio Ruíz.

Cooperación

Tomás Villarrubia ha destacado, igualmente, la colaboración de la Diputación con la Fundación Mapfre y la Asociación APTB para la puesta en marcha de esta Semana de la Prevención de Incendios “porque acerca a los ciudadanos nociones básicas fundamentales para conocer los riesgos de un incendio y cómo enfrentarse a un siniestro de esta naturaleza que en un momento dado puede afectar a cualquier persona”.

La Fundación Mapfre ha editado para esta X edición de la Semana de la prevención de Incendios guías actualizadas de prevención en el hogar y comunidades de vecinos, editando por primera vez una específica dedicada a locales comerciales.

En este sentido, el presidente del CPEIS mostraba su satisfacción porque el apoyo a esta iniciativa formativa por parte de la Diputación Provincial va a permitir que los toledanos accedan a charlas y actividades que les trasladarán cómo identificar los riesgos que pueden presentarse en nuestro entorno, hogares, colegios, centros de trabajo y, de esta forma, tener claves para poder actual en caso de incendio.

También ponía en valor el vicepresidente de la Diputación que el colectivo de mayores y de escolares sean el principal objetivo de las acciones formativas de la Semana de la Prevención de Incendios, puesto que “los mayores de 65 años son el grupo de mayor riesgo y el que más víctimas registra” y los niños y niñas “además de absorber como esponjas lo que les transmitimos son estupendos agentes de trasmisión de información en su medio familiar, lo que multiplica el mensaje”.

Por su parte, Adrián Gutiérrez, por la Fundación Mapfre, ha hecho hincapié en la importancia que tiene la formación a la hora de prevenir un accidente, “especialmente durante las primeras etapas educativas. También ha destacado que casi 150 personas perdieron la vida por un incendio en España en 2013, que más de 3.000 personas recibieron asistencia hospitalaria por quemaduras, que 150 fallecieron en toda España como consecuencia de los incendios, con el alarmante dato de que seis de cada 10 eran mayores de 65 años”.

Gabriel Muñoz, por la APTB, ha confirmado que “lo que más funciona es el boca a boca, que un abuelo, un niño o un vecino enseñe a sus semejantes las guías editadas por la Fundación Mapfre y el modo de funcionamiento de los detectores, disponibles en cualquier gran superficie por unos 20 euros, teniendo en cuenta que su labor de prevención es fundamental y que pueden salvar muchas vidas”.

El gerente del Consorcio de Bomberos de Toledo explicó con detalle el programa formativo que se va a desarrollar en la provincia del 9 al 15 de noviembre y que incluye charlas en viviendas tuteladas de mayores en varios municipios de la toledanos sobre el uso de detectores de humo y la representación de una obra de teatro infantil “Dos pillos y un bombero” que la compañía de teatro Sin Fin S.L. pondrá sobre el escenario de la casa de la cultura de Illescas y a la que se espera asistirán alrededor de 300 escolares.